Translate

24 de febrero de 2015

Wow Wow Wow @Wow_barcelona

Wow Wow Wow  @Wow_barcelona

   Una invitacion exclusiva a la preinauguracion de un nuevo local swinger. Un nuevo club ubicado en una zona céntrica de BCN. Una invitación que no podíamos rechazar. 
   Ya habíamos estado en ese local, que no en ese club, y sabíamos, de buena mano, que había sufrido un cambio radical. 
    Nada más llegar a la entrada, una puerta, más bien una verja, así como de una mazmorra, pintada de gris oscuro, con una plancha metálica, colocada de forma vertical, donde se podían leer tres letras, nada más, eso simplemente, WOW. Llamamos al timbre, y en escasos segundos nos estaba abriendo la puerta un apuesto caballero, de traje y corbata negra y pinganillo en la oreja. 
   
    -Buenas noches, bienvenidos, adelante- nos dijo dicho caballero.
    -Muy buenas noches y muchas gracias.- Le respondimos casi al unísono.

   Tansolo entrar, el color rojo de las paredes de un elegante recibidor, y otra puerta, ante la que nos detuvimos a la espera de que el apuesto caballero cerrase la anterior y abriese la siguiente. Así hizo deseandonos una muy buena estancia. Tras la otra puerta nos esperaba una gran sonrisa, y unos brazos bien abiertos. Se trataba de un gran gran amigo, escritor de moda, y fotógrafo oficial del local, y al ver las fotos que decoraban del local, también fotógrafo de Wow, el gran @JordiClotas1 que nos hacia las veces de anfitrión . Nos saludo de forma tan efusiva como nos tiene acostumbrados y tanto nos gusta.
    
   Resueltos los trámites pertinentes, dejar chaquetas, recoger la llave de la taquilla, nos dispusimos a pasar la última puerta. Wow es lo que se nos paso por la cabeza. Inducidos por el nombre y gratamente sorprendidos por el local y el ambiente. 
    Nada más pasar la puerta, la discoteca, la barra a la derecha. Allí nos esperaban un par de copas de cava con las que obsequiaban a todos los invitados. Nos llamo la atención que la discoteca no era muy amplia, pero todo nos encajo al ver la amplitud y variedad de la zona de camas, muy completa. 
    Nada más pasar, una cortina separadora, de una tela negra y tupida. Tras ella, un columpio y un incremento de la temperatura nos daban la bienvenida a la zona de camas. Muchas camas, a izquierda y derecha, por un lado con pantallas reproduciendo películas porno. Por el otro con cristales negros en las paredes interiores, cristales negros que protegían a la habitación central de la iluminación, ya que esa habitación era la destinada al cuarto oscuro. Dichos cristales sí dejaban ver de dentro a fuera, pudiendo disfrutar de las vistas y acontecimientos de la zona de camas.

    Al fondo a la izquierda, la sala destinada a una de las prácticas más de moda, debido a esa película, y esas novelas tan tórridas nombradas últimamente, pero también una de las prácticas más antiguas, la sala #BDSM... con fustas y otros utensilios decorando las paredes. 
 
    En definitiva, a nosotros nos gusto mucho el local, tanto la distribución, como la decoración y el trato de la gente. Es un local diferente a lo que estamos acostumbrados, menos "zona social", por decirlo de alguna manera, y más zona de camas, que al fin y al cabo es donde queremos acabar tod@s... o no?


No hay comentarios:

Publicar un comentario